043-429214

info@goldtvhuaraz.com

Me quiero comprar una tele ¿Me decido por un modelo con 4K u opto por uno con 1080p?



Compartir en Facebook      twitter share

Estamos en año de Eurocopa y previsiblemente las ventas de televisores aumenten según se acerca el verano potenciadas por los fabricantes que ven en este tipo de acontecimientos, como ocurre con los Juegos Olímpicos, el evento idóneo para lanzar modelos que presuman de la última tecnología implantada por cada fabricante.

Y llegados a la tienda este año muchos pueden tener una duda que va más allá de las pulgadas del modelo a comprar y que hace referencia a la resolución ofrecida. Una duda que nos hará plantarnos delante de los expositores y meditar sobre si es más interesante hacernos con un televisor con resolución Full HD (1080p) que ofrece 1.920 x 1.080 píxeles, u optar por otro con 4K (Ultra HD), que dispone de 3.840 x 2.160 píxeles, cuatro veces más.Una duda razonable ahora que los modelos 4K comienzan a bajar de precio, si bien siguen siendo notablemente más caros, que casi todos los televisores Full HD que podemos encontrar en el mercado. Sin embargo la solución a esta duda no es para nada sencilla y dependerá del uso que cada persona vaya a darle a su televisor y del poder adquisitivo que tenga.En primer lugar vamos a ver que uso le queremos dar y si nuestro objetivo es tener un televisor de calidad para ver el contenido habitual que ofrecen las cadenas generalistas no vamos a precisar un 4K, porque es el contenido, algo que veremos después, una de las claves de esta dicotomía.

Además si venimos de un televisor con solera, el salto al Full HD es más que suficiente, pudiendo encontrar aparatos a precios ajustados que seguramente van a satisfacer todas nuestras necesidades. En el caso de venir de otro modelo 1080p pero más antiguo, tenemos que valorar mucho si merece la pena, pudiendo optar por complementos baratos que pueden potenciar nuestro televisor sin tener que desembolsar dinero.En este caso si podríamos plantear dar al saldo al 4K pero sobre todo si estamos orientados a consumir contenido con esta resolución, que en la actualidad y al menos en España, brilla por su ausencia.

Hay muy poco contenido en formato físico, ni apenas vídeos en Internet o vía streaming (Netflix acaba de iniciar las emisiones en 4K pero sólo en Estados Unidos) y si lo nuestro son los juegos, las consolas actuales no soportan el 4K. Nos queda el residuo de las grabaciones caseras con los teléfonos móviles más potentes del mercado así como con las cámaras y videocámaras pero ¿realmente vamos a gastar una alta cantidad de dinero para ver las piedras con todo detalle de nuestro perro jugando en la playa?.

Tambien te puede interesar